La Columna

Reelección y objetividad jurídica (by “El Pasquín”)
Por Julián Ortega Martínez
03.11.2005 (Jue) 10:09 am COT
Categoría(s): Educación,Política

Antes que nada, quiero felicitar a Valentina por la nominación de su blog Realidades Colombianas en el concurso Best of Blogs 2005, organizado por la cadena alemana Deutsche Welle. Muchas felicitaciones y ojalá se lo gane. Para saber más, lean la nota en blogscolombia.com.

Bueno, ahora sí entremos en materia. Ya que la gripa me tiene muy mal, esta vez les ofrezco un artículo de la edición 110 (2 de noviembre de 2005) de "El Pasquín", semanario de la Coordinadora por la Emancipación de las Vacas "La vaca que ríe" (unos vagos ultramamertos -da mamera que sean dizque "maoístas"- de Sociología de la Universidad Nacional). Para reírnos un rato del extremismo al que ha llegado nuestro país (cualquier parecido con el "pensamiento" del Doctor Barbarie o del doctor Obdulio Palazo Paz -incluso de Jaime Ruiz- NO es coincidencia):

Reelección y objetividad jurídica
Por Nacho el Facho

Así como el virtuoso samurai Fujimori blandió su sable pacificador por varios periodos presidenciales a fin de desterrar del suelo peruano a infectos marxistas-leninistas-maoístas igualitos a esos guardias cojos (perdón, rojos), que habitan la UN, el bondadoso doctor Álvaro Uribe Vélez ceñirá nuevamente su zurriago p’aplomar a esta plebe untada de viciecitos guapachosos políticamente hostigantes. El alto tribunal constitucional, que no se ose decir otra cosa, ¡¡¡ha obrado con objetividad, señores!!! ¿Cuáles veredictos políticos, cuáles dictámenes ideologizados, cuál presión del Ejecutivo en la Corte? Lo único que se derivó de la Corte Constitucional fue la voluntad insigne y sacra de espíritus ceñidos a la ley del derecho. El fallo de exequibilidad del proyecto de ley sobre reelección presidencial demuestra que del Alto Tribunal sólo emanan decisiones revestidas de objetividad, son posturas marcadas por la asepsia ideológica. Haber aprobado la reelección demuestra que los magistrados encarnan la luz clerical y confesional, como debe ser, de la providencia en derecho, es decir, la Corte Constitucional ha corroborado que sólo emite sentencias en derecho. En otras palabras: ¡¡¡¡Los legisladores han dictado correctamente al haber interpretado las aspiraciones políticas del populacho!!!!

Porque el populacho colombiano siempre ha estado ávido de una figura paterna, y quién más que el reverencial doctor Uribe que pueda rectificar las perversiones congénitas propias de toda esta horda desquiciante y cochina. Aun cuando toda esta sociedad [está] compuesta de gente ruin y despreciable aparentemente irreparable, la aprobación de la reelección es un benevolente tratamiento histórico que queremos hacer para continuar en la labor que nos ha encomendado Dios Jesucristo Nuestro Señor: corregir los hábitos malsanos y fétidos de nuestra servidumbre (que a la postre son todos ustedes). Hace tan sólo unos días hablaba con nuestro para-psicólogo, el doctor Luis Camilo Restrepo, sobre sus asertivos argumentos en relación con la necesidad que tiene esta república de un régimen presidencial bravío que llene la ausencia de la figura paterna, que ha caracterizado por siglos a este orfanato popular, a esta cuna democrática históricamente huérfana que es Colombia. Por lo tanto, la reelección favorecerá la aclamada obra que hemos venido adelantando, otorgándole reprimenda moral a esta horda desamparada, a esta caterva de pandillas -léase "familias"- que aún gravitan en el suelo patrio con el desabrigo de la seguridad democrática.

El fallo de la Corte, de esta manera, fue celebrado por quienes estamos empeñados en erradicar los males insurrectos de la república, fue celebrado por el Opus Dei y los sabios altos mandos paramilitares (de la misma buena familia ideológica, pero con tareas dispares), celebrado en RCN y Caracol, por Cambio Radical, Patria Nueva, Partido Unidad Nacional (PUN), celebrado por los gremios y el sector privado que son los únicos que trabajan por este país, celebrado por la Iglesia Católica, por el sector ganadero, por las iglesias cristianas, por los coherentes sectores de la academia que saben de las bondades de nuestro plan de gobierno (las facultades de Derecho de las universidades privadas y de las públicas de provincia, nuestro Paulo Coelho de la ciencia política, doctor Eduardo Pizarro, el ex rector [de la Universidad Nacional] Marco Palacios y su vasallaje administrativo, entre otros) y todos aquellos conservadores hombres de bien que aún hacen patria denunciando y rezando por el futuro del país.

Así pues que de ahora en adelante sólo quedará como único margen de acción social acatar las órdenes de nuestro padre, de nuestro presidente, del doctor Álvaro Uribe. ¡¡¡Cuidadito con el alebreste populachero!!! No se hagan sermonear por las facultades presidenciales, prevengan el báculo castigador de nuestro sagrado Uribismo. De ahora en adelante ¡¡¡¡veneración y prosternación a nuestro querido presidente, carajo!!!! A todos los devotos siervos uribistas, que ahora como deber de Estado somos todos, les mando un solemne saludo de celebración y alegría reelectora: ¡¡¡¡Devoción y obediencia a la fuerza paternal que nos acoge en el seno de su presidencia!!!! Y nada de trifulcas, saliditas a la calle en grupo, nada de interpelaciones jurídicas, nada de eso público de dizque libertades políticas, nada de esos libertinajitos de alborozo y ruido, pues escucharéis el rejo presidencial cortar el aire para recaer sobre vosotros, mas mejor evitad los gruñidos de ira de nuestro padre corrector. ¡¡¡¡Y que viva la Corte Constitucional!!!!

Agregar esta entrada a:
del.icio.us | Digg | fark | Fresqui | Furl | Google
Menéame | Newsvine | Nowpublic | Spurl | Reddit | Yahoo!

Buscar en Technorati | Versión para celular (cortesía de Google)




Guardadas proporciones, me recordó al inflexible doctor Cínico Caspa. Cuanta falta nos hace ése varón y cómo nos gozaríamos la comedia ReUribista al lado de las ocurrencias de Garzón. Su memoria nunca muera.
http://titeresincabeza.blogspot.com/

Comment by Sentido Común 04.11.2005 a las 1:41 pm

Posdata: ¿Qué pasó con Pingui, se voló o se congeló?

Comment by Sentido Común 04.11.2005 a las 2:12 pm

Pingu mandó decir que se devuelve a la Antártida, porque la gente de este país “se calienta” por cualquier cosa.

Comment by Julián Ortega Martínez 08.11.2005 a las 9:46 am

[…] Cada vez algunos ReUribistas caen más y más en la paranoia mediática. A pesar de declarar descaradamente su apoyo a Uribe hace unos meses, resulta que El Tiempo (publicación que siempre he calificado de pasquín gobiernista) es de oposición, según ellos. Ver Caracol -menos uribista y amarillista que Radio Casa de Nariño, pero al final uribista- "les da úlcera". De un momento para acá, todos los grandes medios están en contra de Alvarito, salvo "Ahora", el pasquín ultrauribista publicado por el infame José Obdulio y, claro está, la Señal Institucional y la Radiodifusora Nacional, que no hacen más que difundir la campaña reeleccionista -que ya lleva 3 años- disfrazada de "consejos comunales". No solamente los opositores somos farcos, terroristas y antipatriotas, sino que nos hemos "tomado" los medios para impedir la infame reelección de Alvarito y, de paso, "permitir el ascenso de las FARC al poder". Qué tal la desfachatez, pues. ¿Ahora, ser uribista es "deber de Estado" o qué? […]

Pingback by La Columna (powered by equinoXio) » Paranoia uribista 08.08.2007 a las 5:17 pm