La Columna

El transfuguismo está de moda
Por Julián Ortega Martínez
03.08.2006 (Jue) 10:30 am COT
Categoría(s): Actualidad,Medios,Política,Política internacional

Rósemberg Pabón

Con gran bombo, como si se tratara de un "gesto de reconciliación", los medios de Julio Mario y el grupo PRISA recogen la noticia de "dos ex guerrilleros" del M-19 que entran a formar parte del equipo del rey electo Álvaro Uribe Vélez. Lo que dichos medios no mencionan es que se trata de dos de los mayores tránsfugas de la izquierda colombiana, que se subieron al trencito de la victoria furibista a tiempo para morder del ponqué burocrático.

Se trata de Everth Bustamante, a quien Uribe mencionó en su discurso de victoria el pasado 28 de mayo, ex alcalde de Zipaquirá y desertor del PDA, quien ahora se vuelve director de Coldeportes, y de Rósemberg Pabón, uno de los "cerebros" de la toma del M-19 a la embajada de la República Dominicana en 1980 y que resultó en el partidito de los ex comunistas Luis Alberto Gil y Samuel Arrieta, que se volvieron paracos y que les han entregado en bandeja de plata los Santanderes a los asesinos de la motosierra. A Pabón le dieron nada más y nada menos que Dansalud, "entidad del Estado encargada de promover la política económica solidaria".

El transfuguismo está "en furor" en la política colombiana. Aunque el ejemplo más visible sea el flamante Mindefensa Juan Manuel Santos con su partido de papel y su talante mafioso-sicarial a la hora de hacer política, todo aquel que por conveniencia se sube al tren de la victoria, siguiendo la muy italiana costumbre de ir a socorrer al ganador, es un tránsfuga. En los medios sobran los ejemplos: María Isabel Rueda y Fernando Cepeda Ulloa son apenas dos botoncitos. Da asco la política de este país, y eso que no se ha posesionado todavía el rey electo, para los próximos 4 años (o 6, como ya propuso el godo tránsfuga megalómano Ciro Ramírez, el mismo "demócrata" que había convocado a la "desobediencia civil" si la reelección no pasaba en la Corte Constitucional).

Adenda: A pesar del sesgo ultraderechista, vale la pena leer el artículo Los dictadores no deben ser admirados, de Ricardo Manuel Rojas, ahora que está tan de moda idolatrar al convaleciente Fidel Castro y que la ultraderecha exiliada cubana está pidiendo golpes de Estado (patrocinados seguramente desde la sombra por Estados Unidos, que desea volver a convertir a Cuba en su burdel). Habría que añadirle al artículo de marras que los únicos dictadores no son Fidel o Chávez, sino aquellos que se hacen elegir por voto popular (Uribe, Bush, Calderón), pervirtiendo la democracia, reducida por estos carismáticos líderes y sus turiferarios secuaces al simple derecho a votar.

Blogzapping:

Agregar esta entrada a:
del.icio.us | Digg | fark | Fresqui | Furl | Google
Menéame | Newsvine | Nowpublic | Spurl | Reddit | Yahoo!

Buscar en Technorati | Versión para celular (cortesía de Google)




Personalmente no me extraña Julián. La izquierda en Colombia, como en todo el mundo, está perdida en medio de sus rencillas internas y peleas de ego.

En Colombia el esquema se repite. Lucho ganó y gobierna por su lado, intentato autodefinir, en la pragmática, lo que para el puede ser un gobierno de izquierda.

Cuba es un ideal que no pudo ser, por los errores de sus dirigentes, que lucha por evitar que naufrague un régimen político, y sobre todo económico, imposible de sostener, que poco a poco se golpea con la dura realidad, sistema político-económico que está en sus ultimas.

Chavez, en Venezuela, es una incógnita, pues fuera del discurso envalentonado y agresivo, propio de la izquierda, poco es lo que se conoce de sus propuestas de desarrollo de ciencia y tecnología, y sobre todo, de industrialización, motores de la economía y de una verdadera autonomía económica.

Yo me pregunto: ¿que es la izquierda latinoamericana?. Sin un análisis profundo de la realidad económica mundial y de la humanidad, sin una postura clara frente a lo que es el mercado: evento natural del ser humano por medio del cual intercambia y se relaciona, no se puede partir para una transformación de la realidad social.

El mercado es el estado natural del ser humano, hasta en Cuba, a pesar del gobierno, hay un mercado subterráneo muy activo, en el que se mueve mucho dinero, tal como aquí sucede con nuestro.

Comment by Pirata Subterraneo 03.08.2006 a las 12:56 pm

Es moda del mandatario colombiano, estructurar el país con personajes siniestros y con antecedentes funestos que a la larga dejan mucho que pensar.

Inspira profunda desconfianza un personaje boyaco de la talla de Ciro Ramírez
controvertido por sus conversaciones con los capos de la mafia, y por defender apasionadamente a los paramilitares.

Lo mismo de Luis Alberto Gil, quien toma posiciones radicales para compra de conciencias en Santander con su partido: convergencia ciudadana.

Poner caciques en el Congreso y en las “complejas” burocracias políticas, ayuda a apoyar una jerarquía de varios niveles en la que se posesiona un solo grupo de poder. ¿Cual será ?

Preocupante construir un país a base de perversos politicos con antecedentes espinosos.

saludos

Comment by virgilio 03.08.2006 a las 1:00 pm

Excelente entrada. Me pregunto si las declaraciones de Ciro Ramirez (especialmente las viejas y seguramente las futuras) no dan para pérdida de investidura(s) o al menos para algun tipo de sancion. Claro que al lado de las maromas y los premios a los reencauchados, lo de este congresista se constituye en una falta muy menor. Lo de JM Santos es también sumamente grave. En el reinado que se avecina se enterrara definitivamente la idea de justicia en Colombia?

Comment by O-Lu 04.08.2006 a las 11:08 am

“(patrocinados seguramente desde la sombra por Estados Unidos, que desea volver a convertir a Cuba en su burdel)”

A diferencia que ahora Cuba es el burdel de los europeos?

Comment by dotJorge 04.08.2006 a las 3:02 pm

Estimado Julián:
Agradezco que aunque me consideres un “ultraderechista” sin conocerme, hayas recomendado la lectura de ese artículo.
La verdad es que no entiendo bien a esta altura de la historia la distinción entre izquierdas y derechas. Hay dictaduras y sociedades abiertas. Prefiero las últimas.
Castro es un dictador sanguinario. Hay otros, por supuesto. Y seguramente lo peor que podría suceder en Cuba es que Estados Unidos intente intervenir de alguna manera en el proceso que naturalmente deberá darse para que se acabe ese régimen anacrónico y autoritario.
Saludos,
Ricardo.

Comment by Ricardo Manuel Rojas 04.08.2006 a las 8:53 pm

Pirata: Sí, tienes la razón. Parte de la izquierda se ha quedado anquilosada en el discurso antiyanqui de siempre, desaprovechando las buenas oportunidades que ha tenido en algunos países.

Virgilio: Comparto tu preocupación, que es la base de esta entrada.

O-Lu: Gracias por las flores. Hay que pegarse la buscadita a ver si de pronto don Ciro está metiendo las paticas con sus declaraciones.

dotJorge: Ni idea de dónde sacas eso, pero es una manera de verlo.

Ricardo: Ante todo, un honor tenerte por acá. En realidad, el ultraderechista es el talante del artículo, no tú. Y sí, la intervención externa, sea gringa o de otro país (digamos, Venezuela) en un asunto que no compete más que a los propios cubanos, sería grave, aunque no sería raro que sucediera. Muchas gracias por venir.

Comment by Julián Ortega Martínez 05.08.2006 a las 6:55 pm

[...] Lo dice el mismo hombre que en 2002 dijo que "jamás" iba a hacerse reelegir. Cuando Mancuso, Jorge40, Diego Vecino y demás lacras paramilitares paguen los ocho añitos en sus finquitas y resulten en el Congreso, nadie se va acordar de ese consejo comunal. Claro, el guerrillero de cafetería y Carlos Papá Noel Gaviria salieron a responder, cayendo en el jueguito del primo del Patrón. Eso les pasa por no desmarcarse de la bazofia fariana. Aun así, Petro tiene razón al decir que los terroristas de saco y corbata que estaban cayendo por paramilitarismo son "amigos" del virrey, a quien, cuando le conviene, las responsabilidades son o dejan de ser "individuales". Y, claro, Uribe olvida que dentro del gobierno hay "terroristas de corbata", como los vendidos Rósemberg Pabón y Everth Bustamante, beneficiarios de la repartiña burocrática de mediados del año pasado. [...]

Pingback by La Columna (presented by equinoXio) » Avalando la cruzada sangrienta contra la oposición 06.02.2007 a las 5:14 pm